Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su utilización. Más información

Adecap Gazteak

Avatar

Blog de las juventudes de ADECAP – ADECAP youngsters

Los cazadores rechazan la nueva ley de Lakua por restringir su actividad

adecapcol12NOTICIAS DE GIPUZKOA – El anteproyecto que regulará la caza en Euskadi ha entrado en su recta final de cambios y retoques antes de que dentro de pocas semanas el Parlamento Vasco vote su aprobación. Se trata de una nueva legislación que sustituye a la de 1970, todavía en vigor.

El borrador ha soliviantado a las más de 100.000 personas que se dedican a esta actividad en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV), de las que unas 60.000 desarrollan la práctica cinegética en Gipuzkoa, Bizkaia o Álava. Pero es en los dos primeros territorios donde el esbozo legislativo ha levantado mayores ampollas, dado que en la zona alavesa se caza en cotos.

El malestar causado por las intenciones del Gobierno Vasco ha larvado una irritación que, caso de que la ley se apruebe en los términos ahora dibujados, puede eclosionar en protestas sociales.

El presidente de la Asociación de Defensa de la Caza y Pesca (Aedecap), Juan Antonio Sarasketa, opina que la normativa resulta “muy restrictiva y parece que el espíritu es limitar” a los practicantes de este deporte.

La manzana de la discordia se centra, principalmente, en la intención del Ejecutivo Vasco de aumentar las distancias de tiro con determinados puntos sensibles a los disparos.

Entre esos lugares destacan las vías ciclistas y las sendas de interés ecológico, con una zona de seguridad de 20 metros. Esa franja se amplía a 50 metros para ríos y caminos, y hasta 200 para granjas, caseríos y chalés, y con el disparo en sentido contrario a estas edificaciones. “Es el tema más sangrante, la escopeta no tiene peligro en sí. Las armas no tienen un alcance mayor de 50 o 60 metros”, afirma Sarasketa.

Demografía Este experto en cinegética manifiesta que estas limitaciones impedirían de facto desarrollar esta actividad en numerosos parajes de Euskadi, dado el alto número de construcciones rurales. “Si de demografía se trata para poder justificar el tema, se me antoja que en Asturias, Cantabria o Galicia debería aplicarse una ley similar y, sin embargo, no es así. Es la ley más restrictiva de las 17 comunidades”, protesta el presidente de Aedecap.

En este sentido, Sarasketa especifica que las medidas de seguridad no han provocado “ningún problema” a lo largo de los años. Detrás de la intención de introducir esta restricción está, según Sarasketa, la llegada de personas de medios urbanos al campo. “La gente urbanita que se hace su chalet en el monte donde antes estaban los animales dice que estamos impactando en la naturaleza. Y ya ellos están impactando con sus construcciones. Luego ya no quieren por nada del mundo un disparo esporádico a 300 metros. Les molesta todo, hasta el canto del gallo al amanecer porque no conocen el mundo rural. Y esa gente es la que más incide en todo esto. La que más gresca da con los sindicatos agrarios”, destaca este avezado cazador.

Sarasketa pone de relieve que los cazadores también cumplen una labor para mantener el equilibrio ecológico. Es el caso de las batida para atrapar jabalíes, especie que ha aumentado su población en los últimos años y que causa daño en los cultivos de los baserritarras. “Si no se cazasen los más de 3.000 jabalíes que se cazan en Euskadi todos los años tendríamos estos animales en La Concha o en La Gran Vía de Bilbao. Proliferarían descomunalmente”, asegura.

Potentados Sarasketa critica que para elaborar el anteproyecto de ley no se han reunido con Aedecap, que agrupa a miles de aficionados a la cinegética, ni tampoco con las respectivas federaciones territoriales. “Ha intervenido mucha gente que opina sobre cualquier tema, pero esto es un pueblo de cazadores y lo va a seguir siendo. Esta restricción no tiene mucho sentido. Los socialistas pueden pensar que la caza es de potentados y ricos, pero nada más lejos de la realidad. Es de los aldeanos, del medio rural”, sostiene.

Ante estas premisas, el máximo responsable de Adecap anuncia que los cazadores “no se van a arrodillar” y, en última instancia, se movilizarían.

Por eso, no descartan convocar una manifestación en el caso de que la nueva ley se mantenga en los términos ahora planteados, si bien confía en que los partidos políticos alcancen un consenso que suavice los puntos más polémicos del texto.

La rabia acumulada por este sector dedicado a esta actividad de ocio ya ha provocado que un grupo de estos practicantes se plantee fundar una formación política que les represente, como ya se ha llevado a cabo al otro lado del Bidasoa. “Siempre subyace el partido político; en Iparralde lo utilizan con mucha fuerza. Pero nosotros no somos políticos”, concluye Sarasketa.

No hay comentarios, Comentar o Ping

Responder a “Los cazadores rechazan la nueva ley de Lakua por restringir su actividad”

Otros Destacados

Te dejamos algunos temas que probablemente sean de tu interés.